Mundo JovenMundo Joven

A favor y en contra, por el uso de celulares

Imagen JSF
Mantienen debate sobre males originados por el uso de teléfono celular. Algunos estudios aseguran que su uso origina tumores, otros análisis contradicen esos resultados.

Los efectos negativos causados por los teléfonos celulares sigue siendo un tema debatido por especialistas, donde unos aseguran que sus radiofrecuencias pueden provocar tumores, mientras que otros lo niegan rotundamente, debido a que esta tecnología no emite radiación.

El Colegio de Médicos de Austria, difundió estudios epidemiológicos en seres humanos que usan constantemente el teléfono celular, concluyendo que tienen mayor riesgo de enfermar de ciertos tumores. Al igual que un estudio denominado Interphone realizado por varios países, donde sugiere el vínculo entre el uso del teléfono celular y dos tipos de males:

Glioma, cáncer de la parótida, una glándula salival cerca de la oreja y neuroma acústico, un tumor que esencialmente se origina en el oído, cerca del cerebro.

Este tipo de resultado fue confirmado en Suecia, en estudios publicados en las revistas Environmental Research y Neuroepidemiology, donde informan que por el uso del celular hay un mayor riesgo de tumores del nervio auditivo.

La estadounidense American Cancer Society detalló que a pesar de los estudios realizados por supuestos daños por el uso del teléfono móvil, no se tiene información seria sobre los posibles efectos de la salud a largo plazo.

"No se espera que los teléfonos celulares causen cáncer, ya que no emiten radiación ionizante", explica la asociación.

Las radiaciones ionizantes provienen de los rayos x (radiología) y los rayos gamma (medicina nuclear), que se utilizan para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer y al mismo tiempo inducen y facilitan la aparición de tumores.

La British Journal of Cancer publicó en Londres un estudio donde llegó a la conclusión que el uso de teléfonos móviles durante una década, no está directamente relacionado con la aparición de cáncer de cerebro.


Por  René Cruz

Ver más artículos de Mundo Joven...