TemasTemas

LA AUTOESTIMA

Imagen JSF
¿Sabes qué es la autoestima?

Es la forma en que nos sentimos con respecto nosotros mismos. Es decir podemos sentir que estamos contentos con lo que somos y pensamos, o podemos tener muchas dudas al respecto y sentirnos mal.

Todos los días enfrentamos cosas o sucesos que nos afectan la forma en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos. Por ejemplo podemos confiar en nuestras ideas y sentido común de una forma clara y decidida, o podemos tener muchas dudas y sentirnos afectados fácilmente por otras personas que no piensan igual o nos dicen que lo que hacemos o pensamos no es lo correcto.

¿Porqué nos afecta tanto?

La autoestima se logra a lo largo de la vida: desde nuestra niñez y durante nuestra adolescencia, como un proceso muy largo. Las fuentes de la autoestima inicialmente son externas: nuestros padres, nuestra familia y entorno. Luego vamos desarrollando la capacidad de tener una autoestima interna propia la cual es reforzada tanto por las personas a nuestro alrededor como por las cosas que nos pasan cada día.
Sí tenemos muchas cosas satisfactorias, esto va ha reforzar nuestra autoestima y al contrario se maltrata si nos pasan muchas cosas dolorosas.
En la adolescencia esto nos afecta muchísimo, pues nuestra autoestima aún está en desarrollo, y nuestra sensación interna de bienestar no es tan fuerte como debería llegar a ser. Entonces cuando sentimos que algo nos afecta, como una critica de un amigo, tenemos dificultad para analizar la situación, antes de decidir si nuestro amigo tiene razón o no, y nos sentimos mal muy rápidamente.

¿Qué podemos hacer para sentirnos mejor?

Primero que todo debemos recordar, que nuestra autoestima es el resultado de muchos factores: el ambiente, la crianza, la familia, el entorno, la escuela, etc.
Muchas veces nos sentimos mal, pues nos parece que nuestra forma de ser no es la mejor. Sin embargo, de esto nadie tiene la culpa. Lo que debemos hacer es tratar de definir, con ayuda de otras personas, las cosas que nos gustaría cambiar y comenzar a hacerlo.
En segundo lugar, debemos recordar, que las primeras felicitaciones por las cosas que hagamos bien o por nuestros éxitos, debemos ser nosotros mismos.
Reconocer nuestros propios logros y aprender a conocerse y quererse, es básico para lograr que nuestra autoestima interna sea fuerte y no debamos depender de tantas fuentes externas. Debemos reconocer el verdadero valor de las cosas que suceden en nuestra vida.

Recuerda:

ERES UNA PERSONA ÚNICA Y POR LO TANTO VALES MUCHO.
COMO SERES HUMANOS TODOS TENEMOS VIRTUDES Y FALLAS.
DEBEMOS RECONOCER NUESTRAS VIRTUDES Y ÉXITOS.
DEBEMOS TRABAJAR EN NUESTRAS FALLAS.

Todos tenemos problemas, lo importante es trabajar en ellos y seguir adelante en busca de nuestras metas.

No te preguntes únicamente qué tan feliz eres tú, sino qué tan feliz son los que viven contigo.

Cuando una persona empieza a quererse más, los demás la percibirán de inmediato el nuevo aire; cuando se cambia la imagen que se tiene de sí mismo, los otros lo verán con otros ojos.
La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica; sin aquella la vida puede resultar penosa e insatisfactoria.
Ella es, afirma la psicóloga Laura Álvarez, la llave para una vida abundante.
Según explica la psicóloga Ida Gorn, la autoestima se define como la imagen que se tiene de sí mismo y en ella influyen considerablemente los padres.
Para aumentarla, hay que empezar a alimentar el alma a recuperar la serenidad y a perdonarse. Así, poco a poco, irá viendo cómo crece la confianza en sí mismo.
Si necesita buscar ayuda profesional hágalo cuanto antes. Esto es muy saludable.

Las siguientes son algunas recomendaciones para desarrollar una buena autoestima. Ellas fueron proporcionadas por las psicólogas Laura Álvarez, Ida Gorn y Maureen Vizcaíno:
1 Aprenda a perdonar; no guarde resentimientos.
2 No se llene de amargura.
3 Acepte sus limitaciones.
4 Vea siempre el lado positivo de las cosas.
5 Deje de pelear con las personas; trate de mantener un ambiente cordial con los demás.
6 Rodéese de gente positiva, alegre, que le permita crecer.
7 Realice ejercicio físico.
8 Abra un espacio para su pasatiempo favorito.
9 Identifique todo aquello que lo haga sentir bien y hágalo.
10 Dese permiso para hacer lo que quiera.
11 Cierre asuntos inconclusos.
12 Busque siempre un balance; evite los extremos.
13 Descubra sus talentos.
14 Tenga presente que así como en la vida hay momentos agradables puede haber situaciones muy difíciles de las cuales siempre hay una enseñanza.
15 Invierta tiempo en usted.
16 Dese gusto; Chinéese.
17 Haga una lista de cualidades.
18 Examínese: pregúntese cómo soy, cómo me relaciono con los demás y que debo cambiar.
19 Cuide su salud.
20 Descubrase.
21 No haga comparaciones perjudiciales. Elimine las comparaciones; estas no tienen objeto y conducen a sentirse mal.
22 Agradezca y acepte los elogios; comunique que se ama a sí mismo.
23 No hable mal de usted mismo delante de los demás.
24 Finalice sus proyectos.
25 Organice su tiempo.
26 Escriba una carta con las experiencias dolorosas que le hayan marcado. Hágalo varias veces hasta que se vacíe, hasta que sienta que no tiene nada más que decir.
27 Atrévase, sea valiente, venza el miedo y el dolor.
28 Entienda y acepte que el miedo puede influir pero que no determina.
Siempre hay una esperanza.
29 Aprenda a controlar sus pensamientos. Recuerde que usted es dueño de ellos.
30 Hable positivo.
31 Autoconózcase.
32 Haga cosas por sentirse bien; por ejemplo si tiene sobrepeso y este le molesta, busque ayuda con un nutricionista. Igual con su apariencia, así pruebe con vestuario que le permita sentirse a gusto, un nuevo corte de pelo, etc.
33 Tenga presente que todas las personas son buenas para algo así que descubra sus cualidades y potencialícelas.
34 Haga valer sus derechos pero de buena forma.
35 Asista a grupos de apoyo.
36 Ayúdese de lectura enriquecedora.
37 No utilice calificativos negativos o peyorativos cuando se refiera a usted mismo y los demás.
38 Piense que es muy posible equivocarse y que se debe aprender de los errores.
39 Utilice frases constructivas como: la próxima vez lo haré mejor, se empieza por intentarlo, es mejor equivocarse que no hacer nada.
40 Recuerde que muchas veces las cosas tienen una importancia relativa.
41 Aprenda a perdonarse, a reconciliarse con usted mismo.
42 Destierre de su cabeza frases como “yo no puedo” yo no sirvo etc. Así como se incorporan patrones mentales negativos, puede incorporar pautas positivas.
43 Sepa que siempre hay tiempo para cambiar; solo basta desearlo. Obviamente hay cosas que no se pueden cambiar de hoy para mañana, pero es menester ir dando un paso cada día.
44 Deje de culparse y de quejarse por lo que fue o no pudo ser.
45 Tomé conciencia de que el pasado ya pasó; no se preocupe de lo que no vivió y este consciente de que, de que de hoy en adelante puede vivir mejor.
46 Piense que su presente y futuro son estupendos y llenos de vida.
47 Recuerde que la perfección no existe.
48 Aprenda a filtrar las opiniones de los demás.
49 Busque siempre superarse.
50 Mantenga una relación constante con su ser superior.


Por  Jóvenes Católicos en internet
Comentarios:
      Si has leído el artículo puedes dejar aquí tus comentarios
 
Comentario por hola es muy hermoso lo que he leido pero hay veces que no quieren entrar en nuestro cerebro, es mas fuerte este sentimiento que le daña auno cuando no sabe que hacer con su vida ala edad de 55 años gracias el 2010-01-29
lina alvarez correo lina23x@hotmail.com