UruguayUruguay

PRESENCIA DE LOS MISIONEROS DE SAN CARLOS EN URUGUAY

Imagen JSF
La misión de los Scalabrinianos se instaló en a Uruguay de manera definitiva, a petición del Episcopado de tal país. Cabe destacar que el servicio a los migrantes, por parte de los Scalabrinianos, se brindaba mucho antes de haber sido convocados por las autoridades religiosas, pues habiendo comunidades italianas en el lugar, los misioneros ya venían acompañándolos desde que los primeros scalabrinianos llegaron al continente.

A comienzos de los sesenta, un gran flujo de uruguayos partía a Brasil y hacia los Estados Unidos, o bien, gente de las zonas rurales, cada vez más carentes de servicios y trabajo, comenzaron a desplazarse dentro del propio Uruguay, principalmente a la urbes.

Los Misioneros de San Carlos desarrollaron, a partir de 1962, una pastoral para acompañar a los migrantes internos. Dicha misión tuvo su base en la Parroquia de San Adolfo, en el Dorado.

Montevideo es una de las ciudades donde los italianos se fueron instalando y pedían asistencia espiritual. De ahí que en 1967 se iniciara “La Misión Católica Italiana”. Los italianos dedicados al trabajo, pronto vieron la necesidad de brindar mayor atención a sus compatriotas que llegaban a la senectud. Por eso fue solicitada y aprobada la labor de los Misioneros de San Carlos para abrir una casa de reposo para los ancianos extranjeros: la casa scalabriniana “Incontro”.

Al paso de los años Uruguay seguía siendo un país de recepción y expulsión de migrantes. Las vías marítimas eran el principal acceso para los italianos y portugueses, así como una clásica fuente de trabajo para los oriundos, de modo que el apostolado a favor de los migrantes, llegó al Puerto de Montevideo para los marineros en 1974.

Año con año, Los Misioneros de San Carlos enfatizaban en su labor. En efecto, tanto la Iglesia, como la sociedad civil se encontraban cada vez más sensibles en lo que toca a la movilidad humana. Varias organizaciones comenzaron a surgir a favor de los migrantes. Para esto, siempre contaron con la asesoría de los Scalabrinianos. Incluso, éstos han ocupado, desde 1985, la Secretaría General de CCUM en Montevideo.

Para un mejor desempeño y organización, las misiones de Uruguay se organizan en la Provincia de San José, a la que también pertenecen Argentina y Chile.

Por  Oscar Cuapio Lima

Ver más artículos de Uruguay...