Tu PáginaTu Página

Cristo ha Resucitado

Imagen JSF
Cristo ha Resucitado

Jesús pasa a cada instante por tu vida, como seguirá pasando dentro de unos minutos, mañana mismo, la otra semana; incluso, el otro mes. Él quiere liberarme de la esclavitud de mi pecado, quiere que sea feliz, quiere que viva a plenitud; pero más aún, quiere darme vida, me está ofreciendo esa vida que entregó por mí.

La pascua no es contemplar pasivamente las veces que Jesús pasa por mi vida, no es esperar en la puerta de mi vida a que Él vaya a pasar y saludarlo como si fuera un viejo conocido que pasa por mi casa. Jesús no es como el panadero que pasa todos los días por el vecindario, Jesús no me va a vender poquitos de vida eterna. Cristo es el CAMINO que me lleva a la VERDAD y esta verdad me da VIDA. Él no pasa por gusto, quiere entrar, quiere limpiar mi vida, quiere convertirla. La cuaresma es sinónimo de conversión, la pascua es sinónimo de vida nueva para todos aquellos que hemos decidido dejar atrás el hombre viejo. Es necesario dejar que en la cruz de Cristo mueran nuestros defectos, nuestras equivocaciones e imperfecciones, en otras palabras, en la cruz tiene que quedar mi rebeldía, impulsividad y promiscuidad, mi orgullo y soberbia; mi egoísmo e individualismo, mi indiferencia, pereza y pasividad; mis miedos e inseguridades, porque Jesús por su sacrificio en la cruz ya me liberó de toda esa carga y me ha dotado de la libertad de un hombre nuevo, de la libertad de los hijos de Dios.

Pascua significa entonces libertad, pascua significa vida, una vida nueva. Si en la cruz mueren mis cadenas, en la pascua vivo la plenitud de la libertad fruto del sacrificio.

Jesús está pasando en estos momentos por mi vida y quiere que le entregue mis cadenas de esclavo, él ya dio su pascua (paso) y me está invitando a que yo de MI PASCUA.


Por  Pedro Mira

Ver más artículos de Tu Página...